Data Quality
Diana Guido
Diana Guido
Data Consultant

¿Por qué es importante tener una Data Strategy? Los 5 pasos hacia el éxito de tu empresa

Monday, 22 de April de 2019
1 minuto

Tener una buena visión, comprensión y análisis del “dato”, puede, hoy en día, determinar (o no) el éxito de tu negocio. 

El dato, junto a la valiosa información que aporta, constituye el centro de cualquier estrategia y una herramienta esencial a lo largo de todo el proceso decisional de una empresa.

Debido a las nuevas tecnologías, el dato se entrelaza de una forma casi natural en nuestras vidas, nos acompaña desde la mañana, hasta la noche, vayamos donde vayamos, hagamos lo que hagamos. Los datos son capaces de “contar” quienes somos y lo que hacemos.

First parties, de terceros, brutos u off line; no es importante la cantidad de datos que tengamos. Sólo si sabemos como combinarlos, organizarlos y usarlos, podremos alcanzar una ventaja de negocio.

Por lo tanto, cualquier empresa, por pequeña o grande que sea, necesita definir su propia Data Strategy: planificar cómo adquirir, almacenar, gestionar, compartir y usar sus datos, es la clave de su éxito.

Tener una sólida Data Strategy significa optimizar las tomas de decisiones, y ser eficientes para el negocio y efectivos para nuestros clientes.

 

Los 5 pasos de una buena Data Strategy

Identificación

El primer paso es identificar qué datos son útiles y relevantes, sea cual sea su origen, fuente, tipología. Después, será necesario definir un “glosario” en nuestro data set (todos los datos tienen que ser catalogados y identificados en cada momento).

Almacenamiento

Es fundamental tener una estructura de almacenamiento que pueda garantizar la seguridad, un fácil acceso y una buena gestión de los datos. Tener todos los datos en un único data lake, es mucho más ágil, que tener copias del mismo dato en varias herramientas.

Integración

Combinar los datos de manera oportuna, es una práctica que no todas las empresas llevan a cabo satisfactoriamente: no hay que enfocarse en los datos en sí, sino en las posibles relaciones entre ellos. Muchos insights son el resultado de una atenta y paciente combinación de variables.

Distribución

Marcar procesos formales para el acceso y la distribución de los datos, significa ser rápidos y eficientes: hoy en día importar y exportar datos en tiempo real y desde cualquier sistema es fundamental.

Governance

Los datos son un patrimonio que hay que proteger: establecer, aplicar y compartir las reglas y las normas de uso garantiza una mejor gestión (además de cumplir con la nueva GDPR).

Por último, hay que destacar que una Data Strategy no coincide – ni debe coincidir- con la perfección: no se trata de un cálculo matemático donde todo debe cuadrar, es más bien un mix de rapidez, operatividad, precisión, equilibrio y control.

Antes de planificar cualquier Data Strategy hay que preguntarse “¿Estoy activando los datos para conseguir mis objetivos?”

¡El éxito de los datos, depende de cómo los usamos!

Usamos cookies para melhorar sua experiência como cliente. Política de cookies

×