Javier Pérez

Javier Pérez

SEO Consultant

¿Sabes qué es un sitemap y cómo puede ayudarte en tu estrategia digital?

17 de March de 2020
1 minuto

Los consultores SEO estamos acostumbrados a trabajar con el sitemap de las plataformas de nuestros clientes en aras de mejorar la comprensión de Google y otros buscadores sobre la arquitectura de dichas webs. Se trata de un archivo que facilita el ordenamiento de las URLs que componen un site.

 

¿Qué es un sitemap xml?

Bueno, es una pregunta recurrente si estás buscando la forma de incrementar tu tráfico orgánico. Un sitemap es, simplemente, un archivo que recoge la jerarquía de URLs que integran tu plataforma web. El principal objetivo de este recurso es motivar que los crawlers, subsistemas que se ocupan de recopilar información para los buscadores, dispongan de todas las páginas de tu sitio.

Este primer paso de rastreo permitirá, después, que las URLs de tu página web sean indexadas por los buscadores (no solo Google, sino también Yahoo, Bing o Yandex, entre otros) y se muestren como base de los resultados que ofrecen a sus usuarios.

La misión de los crawlers es repasar la red de redes una y otra vez en busca de URLs para su posterior escrutinio, pero si tu sitio es bastante voluminoso, no podrán seguir todos los enlaces.

 

¿Para qué sirve?

Un sitemap, a la luz de lo que hemos comentado anteriormente, sirve para facilitar la tarea de análisis de las URLs de tu página o plataforma e-commerce por parte de los buscadores. Por otro lado, si sueles actualizar bastante el contenido de tu sitio, contar con uno te permitirá poner al tanto a estas herramientas de búsqueda sobre las novedades que has implementado.

 

¿Es conveniente tener un sitemap en nuestro sitio web?

En realidad, depende del tamaño de tu web. Por ejemplo, no es necesario enviar sitemap a Google si tan solo acumulas menos de 100 páginas, al menos según sus recomendaciones. Con pedir una indexación por su parte bastaría.

Aunque, como seguro sabrás, 100 páginas se crean enseguida si publicas con cierta asiduidad. De hecho, si regentas una tienda virtual lo más lógico es que manejes miles de URLS que se actualizan con frecuencia y compiten con nuevas incorporaciones. Por otro lado, crear un archivo sitemap.xml es fácil; merece la pena generarlo para evitar que los buscadores se pierdan alguna URL importante.

Incluso con las mejores arquitecturas, siempre es conveniente ponérselo fácil a los buscadores, una circunstancia que toma especial relevancia si el enlazado interno de tu web presenta fallos o su estructura es demasiado intrincada (hasta para un robot).

Al margen de la estructura de tu sitio, con un sitemap puedes transmitir otros datos complementarios para facilitar el rastreo posterior, como la frecuencia de actualización.

Eso sí, te recordamos que el aprovechamiento de este recurso por parte de Google y el resto de algoritmos puede llegar o no. La idea que reside detrás de esta y otras actuaciones SEO es facilitar la comprensión de nuestra web, su contenido y su estructura, así como ampliar el número de URLs que se incluyen en el índice del buscador en cuestión, pero el comportamiento de los bots no siempre se puede predecir con certeza.

En caso de mantener un sitio demasiado grande según su número de URLs, esta actuación pierde su carácter opcional y se convierte en una acción básica, incluso si se excede el límite de los protocolos disponibles (por ejemplo, estos archivos no suelen pesar más de 50 MB, aunque es posible su comprensión a gzip; tampoco es posible acumular más de 50 000 páginas: en tales casos se usan archivos índice que nos permiten integrar diferentes sitemaps).

 

¿Qué URLs deberían ir en el sitemap y cuáles no?

Empezando por las que sí debes incluir, tenemos:

  • Aquellas que se puedan indexar. También aquellas que, según tus preferencias estratégicas, deseas que se indexen.
  • URLs que devuelvan un cod. 200.

 

Con respecto a las que no debes incluir:

  • No deberías incluir URLs que retornen errores.
  • Tampoco aquellas con redirecciones.
  • Ni URLs que lancen información contradictoria o con etiquetas canonicals.

 

¿Cómo generar un sitemap xml?

Existen innumerables herramientas que pueden ayudarte a generar tu sitemap. Para empezar, nosotros vamos a recomendarte una herramienta que nos permite realizar esta tarea con solvencia: Screaming Frog.

  • Descargar Screaming Frog

La herramienta se puede descargar de manera gratuita en la web oficial de la organización en función de nuestro sistema operativo.

  • Instalar la herramienta y rastrear nuestro sitio

Es un proceso de instalación estándar; una vez completado, debemos solicitar un rastreo de nuestro sitio web.

  • Abrirlo (consideraciones Java)

Cuando hayamos accedido al programa, es muy probable que salte un warning avisando de que falta Java. Basta con dirigirnos a la página oficial de Java y descargar la actualización pertinente.

  • Rastreo de la web

Deberemos ir a la barra de navegación, a la opción «Enter URL to spider» y teclear el dominio de nuestra web (sin la barra al final de la dirección si queremos llevar a cabo un rastreo de tipo amplio con subdominios; o con la barra, para limitar el rastreo a ese dominio). Luego haremos clic en “Start” y le daremos tiempo al programa para que haga su magia; nos avisará después de que el proceso haya terminado.

  • Generar sitemap

Generar tu sitemap es muy sencillo, especialmente con esta herramienta. Basta con dirigirse al menú de arriba «Sitemaps» y luego al submenú «Create XML Sitemap». Aparecerá un pop up con opciones de configuración. Si no tocamos nada, podremos exportar nuestro mapa del sitio simplemente con enlaces internos y una respuesta de salida de 200 OK (se excluirán los enlaces rotos o las redirecciones).

Si no cambiamos nada, para terminar, solo debemos hacer clic en botón “Next” y proceder a guardar el fichero de tipo “xml” con el mapa de nuestro sitio.

En suma, si tu plataforma acumula miles de URLs, lo mejor es que generes un sitemap con ayuda de herramientas o un plugin. Tus resultados en el plano SEO mejorarán a medio plazo y tu estrategia será más competitiva a la larga.