Bryan Colacci

Bryan Colacci

Data Analytics & CRO

¿Por qué Data Analytics tiene que ser la base de tu estrategia de marketing digital?

19 de September de 2019
1 min

Los datos son la base de todo negocio exitoso, ya que permiten tomar decisiones basadas en hechos y no en meros instintos. 

En este artículo podrás conocer los conceptos básicos de una estrategia de marketing digital basada en datos, empezando por auditarlos. 

Cuando comprendas el sistema de la recogida de datos de manera precisa y estratégica, podrás construir una estructura de datos que te permita monitorear toda esa información que estás recopilando. Esto se realiza con el fin de mejorar tus esfuerzos y recursos en cualquier área dentro de tu estrategia de marketing digital (posicionamiento  SEO, contenidos, social media, campañas SEM, email marketing, etc.)

 

Empresas líderes y especialistas en marketing centradas en datos 

La intuición humana es buena para la inspiración, pero la ejecución de un plan de marketing requiere disciplina. Por esta razón, en lugar de tomar decisiones basadas en corazonadas, la clave está en basarte en la experiencia para determinar qué datos recopilar y, posteriormente, analizarlos. Una vez que tu estructura de datos empiece a llenarse de información, puedes utilizar esta información cuantitativa para afinar aspectos cualitativos de tu estrategia.

 

  • ¿Cómo auditar los datos que ya tienes?

Si ya estás recogiendo datos en Google Analytics, recuerda que el seguimiento que realices sólo será beneficioso si se realiza sobre las métricas correctas, es decir, aquellas que son relevantes, no las que en realidad no están alineadas con los objetivos de negocio. Por supuesto que el marketing no tiene una guía establecida, pero hacer un buen uso de los datos te llevará por el camino correcto.

Empieza por analizar los KPIs que tienes configurados; ¿están realmente alineados con tus objetivos de marketing? Está claro que el beneficio económico debe ser el objetivo prioritario de todo negocio, pero no olvides que los objetivos y métricas que te llevarán hasta allí podrán ir variando.

Supongamos que tu empresa está empezando. Probablemente, uno de los objetivos a corto plazo será el reconocimiento de la marca, ya que esto ayudará a la rentabilidad de la empresa. Estas métricas pueden ser, por ejemplo, visitas a la web e interacciones con las redes sociales. En cambio, una empresa establecida que persigue que las visitas terminen comprando, debería centrarse en dichas conversiones pero también en los KPIs relacionados.

Comprueba la configuración de los objetivos en Google Analytics y asegúrate de que todos los objetivos relevantes estén configurados y optimizados para un seguimiento correcto. Además, el hecho de conocer la forma en la que se recopilan los datos te permitirá obtener mayor valor de ellos.

 

  • Crea una estructura de datos personalizada

Tras recopilar los datos más apropiados y precisos, es el momento de crear una estructura que te permita visualizarlos de una manera integral. De esta manera, podrás tener una visión global.

Además, también puedes analizar audiencias y etapas concretas de la navegación del usuario. Si tomamos el ejemplo anterior, la empresa que está empezando, necesitará centrar la mayor parte de su esfuerzo  en la etapa de Awareness. También podrás filtrar por datos de campañas, tráfico SEO o tipo de usuario para aplicarlos en cada fase del funnel.

 

  • Analiza tus datos

Después de tener tu estructura de datos, es hora de analizarlos. Asegúrate que todas las métricas relevantes están incluidas. Estos datos te ayudarán a entender cómo funciona realmente tu negocio con los usuarios y te ayudará a realizar mejoras en el futuro.

No olvides que cuando se trata de información, el término “más” no es necesariamente lo mejor. Sin embargo, menos datos (pero más relevantes) son mejores. En lugar de crear un dashboard con muchas métricas poco importantes, asegúrate de seguir los KPIs que están alineados con tus objetivos de marketing.

Conclusión

“Una estrategia de marketing basada en datos no solo te ayuda a medir, sino también a obtener resultados”.

  • Comienza mirando los datos que ya tienes y la manera en que los estás recopilando. 
  • Asegúrate de hacer un buen seguimiento de los KPIs y que estén configurados correctamente. 
  • Crea una estructura de datos que te permita tener una visión 360 a través de múltiples fuentes de datos.
  • Analiza los datos con revisiones regulares por todas las partes interesadas.

Por último, debes realizar cambios en tu estrategia en función de lo que has visto. Si aún no estás utilizando los datos para mejorar tus esfuerzos de marketing, es el momento de empezar.