Flavia Tarazona

Flavia Tarazona

Strategic Planner

Branded Content: cambiando paradigmas

05 de August de 2019
1 minuto

De impresiones a tiempo de permanencia, cambiemos el mindset y pensemos en nuevas formas de crear momentos reales marca-usuario, es decir, con mayor probabilidad de conversión. Dejemos de pensar que nos vale con que nuestra marca sea vista, busquemos ser memorables.

En un mundo donde cada persona recibe una media de 3.000 impactos al día, donde la ceguera digital es el pan de cada día y los momentos de interacción cada vez son más transaccionales, es el momento de cambiar el paradigma y crear espacios de interacción orgánica o no entre las marcas y sus consumidores.  El camino no es fácil, pero tampoco imposible. La principal tarea: tener un propósito de marca.

Cuando tenemos claro qué tensiones, necesidades, insights, resuelve mi marca en la vida de las personas, es mucho más sencillo generar una comunicación digital eficiente.

 

Digital, un medio con sus propias reglas

Un medio democrático, mil veces más competitivo que los tradicionales, donde aparecen nuevos contrincantes: la red personal (las fotos de la barbacoa del fin de semana, la graduación de la hija de tu mejor amiga, el nacimiento de de tu sobrina, entre otros), la laboral, el mercado, tus competidores directos, competidores por territorio de comunicación, y así podríamos seguir durante un buen rato.

Es todo un reto captar la atención del consumidor de hoy. Este es mucho más crítico, exigente, sobre-informado, y sobre todo libre; la tv streaming, Youtube, podcast, Spotify, entre otras plataformas, empoderan más que nunca al usuario a ser libre de decidir cómo, cuándo y dónde consumir contenido.

Y, finalmente, hemos llegado a esta palabra tan importante este artículo: contenido, esa es la clave para enganchar a nuestras audiencias, la cuestión es, ¿cómo? Tomando como punto de partida nuestro propósito de marca podemos crear un concepto que lo aterrice, y tras una exploración creativa desarrollar una estrategia que nos permita trasmitir el mensaje de manera que el usuario no sienta que está recibiendo publicidad.

Con esto seamos conscientes de que el contenido de marca es un formato de publicidad, con una carga ideológica detrás, soportado por un storytelling envolvente. El tipo de contenido que vamos a desarrollar va a depender del objetivo(s) de la marca, con lo cual encontramos BC de diferentes tipos: contenido utilitario, educativo, cambio de actitud/comportamiento, aquellos que buscan generar tendencia sobre algo, formas de consumo y demás.

Las estrategias de branded content parten de la premisa de una difusión mayoritariamente orgánica, por lo cual las piezas deben de ser impactantes y relevantes para las audiencias, es decir, viralizable y de manera adicional se puede contar con una difusión pagada que incremente las métricas.

Formatos de Branded Content

Podemos encontrar de manifiesto de marca, testimonial, experimento social, webserie, tv show, film, entrevistas, inclusive crear nuevos. El foco de atención casi nunca es la marca, sin embargo el usuario es consciente de la intencionalidad de la misma, el reto es crear piezas que encajen con el mensaje de la marca y la asociación de estas dos sea orgánica.

Os dejo algunos ejemplos de branded content de diferentes formatos.

Reebok “Be more than human”

 

Momondo “The DNA journey”

 

Barbie “The dream gap proyect”

 

Tous “Tender stories”

Coca Cola “Toménonos un segundo más”

 

The Lego Movie

 

HBO “Games of thrones Hotline”

¿Las marcas solo deben hacer Branded Content? Como hemos dicho anteriormente es una mejor manera de conectar con el usuario a la par que construimos una relación más duradera.